Monday, 30 January 2012

Mi visita a un Museo OVNI – De orbes papales y el fin del mundo.

Ver todos los post sobre el Museo

384784_314060031971546_161360297241521_971233_439084222_nViajar unos 350km para sentarse y ver videos que podría mirar en Youtube no es mi idea de diversión, pero por suerte cuando terminaron de mostrarnos lo que supongo es la mejor evidencia que tienen, finalmente Silvia Simondini, la fundadora y dueña del museo, nos deleitó con una pequeña presentación que pueden ver, en su totalidad, en Youtube.

Silvia nos contó la historia de una esfera que cayó en Entre Ríos. Un relato altamente extraño donde no podían faltar los agentes del gobierno que ocultaron todo y un testigo (cuyo nombre no puede ser revelado) que en un principio negó todo pero luego contó la historia a su grupo de “investigación” OVNI. En un video, se muestra a un ex-cosmonauta ruso a quien ella le mostró la esfera. La falta de una buena traducción hace que no podamos saber qué dice pero Simondini ve un trasfondo sospechoso en sus expresiones.

Luego de muchas vueltas nos enteramos que esa esfera no es más que un tanque de combustible de la estación SALYUT-7, que cayó a la Tierra en 1991 desperdigando pedazos por el litoral argentino (la Asociación Entrerriana de Astronomía tiene un pedazo de escotilla). Pero ojo, la química del material es desconocida y hay muchísimas esferas que han caído en el mundo. Recientemente, por ejemplo, cayó una en Namibia.

377494_314099691967580_161360297241521_971314_767689251_nAsí como la aparición de la manipulación fotográfica y audiovisual significa que las fotos y videos ya no pueden ser considerados evidencias serias, el creciente problema de la chatarra espacial significa que ningún artefacto que caiga del cielo puede ser considerado extraterrestre.

Por alguna razón a Simondini le pareció relevante haber encontrado una pintura del 1500 en donde Jesús está parado sobre una esfera igual (que no es más que una orbe papal). Esto sólo sirvió para incrementar la impresión de que más que un museo con una sólida narrativa, se trataba de una colección semicoherente de objetos que a Simondini le parecieron interesantes.

La charla del fin del mundo

Pero antes de esto, Silvia nos advirtió de los peligros de las profecías mayas y que para mayo de este año (2012) es posible que suframos un gran apagón de 3 días. Tres días en los cuales no vamos a ver salir el Sol, ni las estrellas; no va a funcionar ningún aparato eléctrico ni el gas.

smondiniSu recomendación: hacer acopio de comida y agua, pensemos en las mascotas y compremos comida también para ellos. Pero nada de latas. Éstas pueden explotar cuando el Sol emita un pulso de energía nuclear. Y es que según Silvia el Sol está teniendo explosiones nucleares que “pueden ser muy peligrosas para el universo y especialmente nuestra galaxia”. También nos aconsejó comprar cirios; no me quedó claro si éstos tienen algún poder especial o es sólo porque son velas más gordas que duran más.

Nos aseguró que los Mayas no profetizaron el fin del mundo sino el principio de una nueva era (¿en qué consiste esa nueva era? “Dios dirá”). La Tierra está “definitivamente” yendo hacia la cuarta dimensión ¡en camino a la quinta! (la quinta dimensión, no una quinta en Pilar). Un miembro de nuestra comitiva le pidió si podía aclarar ese punto pero básicamente lo que hizo fue repetirse (video).

En ningún momento dijo como lo sabe ni presentó nada que podría siquiera aproximarse a ser “evidencia” que lo sustente. Toda apariencia de rigurosidad científica se fue por la ventana. Por un lado dicen tener evidencias de visitas extraterrestres y que son un grupo de investigación, por el otro Silvia Simondini repite acríticamente cualquier cosa que lee por internet y que encaja con su narrativa de eventos sobrenaturales y “cosas raras”.

Quieren el prestigio y la legitimidad de la ciencia pero no se atienen a la aplicación del método científico para demostrar lo que sostienen. Esto es típico de las pseudociencias; casi un rasgo definitorio.

También es de notar el patente analfabetismo científico de Simondini. Es una desgracia que una mujer tan curiosa esté tan profundamente desinformada como para creer, por ejemplo, que los que pase con el Sol puede tener una influencia en todo el universo. Lo que dijo me hace pensar que no tiene un modelo interno de como funciona el universo. Nuestro Sol es una estrella de las cientos de millones que forman nuestra galaxia; que es una de las cientos de millones que forman un universo observable de unos 46 mil millones de años luz de radio. Esta imagen del universo es uno de los logros más profundos de la ciencia, y esta mujer, que quiere saber cómo funciona el mundo, aparentemente la ignora por completo.

Me hizo acordar al principio de “El mundo y sus demonios” donde Carl Sagan relata su encuentro con un taxista que le pregunta sobre astrología. Esta persona quiere que el mundo sea un lugar mágico pero busca esa magia en el esoterismo y las teorías conspirativas en vez de en donde realmente se encuentra. La ciencia te hace ver mucho más allá de cualquier cosmovisión limitada por el poder de la imaginación humana gracias a que se nutre de las historias que nos cuenta el universo –que son inimaginables. Y la mejor manera de escucharlo (porque la naturaleza no tiene secretos, pero habla bajito), es prestándole atención, muy atentamente, con el método científico en una mano y una mente curiosa en la otra.

A Simondini, su grupo y su público evidentemente curiosidad no les falta, por desgracia su método científico deja mucho que desear.

Si hasta ahora creíamos que no podía ser peor, la siguiente presentación de Pablo Puchet sobre la famosa chapa OVNI (el motivo principal de nuestra visita) nos iba a volar la cabeza. Pero eso queda para un próximo ¿y último? post de esta serie.

Monday, 23 January 2012

Mi visita a un Museo OVNI – Luces en el cielo.

Ver todos los post sobre el Museo

Como dije, tengo demasiado para decir sobre la visita al Museo OVNI de lo que puede entrar en un post. En la entrada anterior comenté mis impresiones generales, ahora me voy a meter un poco en los detalles.

Luces en el cielo

376994_314101535300729_161360297241521_971321_1462758135_nEl lugar tiene un área con sillas y un televisor donde nos deleitaron con lo que pareció una eternidad de videos de luces desenfocadas en el cielo.

En muchos casos la identificación era trivial. Uno era claramente un pájaro (incluso se notaba el aleteo); otros eran bandadas identificables por su famosa “formación en V”. Algunos flotaban en la dirección del viento en un patrón típico de los globos de papel y muchos de los “avistamientos masivos” eran claramente grandes cantidades de estos globos siendo liberados al unísono.

En una recreación del cuento “El traje nuevo del emperador” una nena detrás de mí no pudo contenerse y gripó “¡Esos son pájaros!”. A veces hace falta la ingenuidad de un niño para decir lo obvio.

Claro que también habían otros que eran genuinamente extraños o difíciles de identificar. Pero, ¿y entonces?. Quien piensa que cualquier fenómeno que no puede explicar es un fenómeno inexplicable revienta de arrogancia. Para aprender de la naturaleza hay que estar preparado a sorprenderse y a entender que muchas cosas van a queda sin explicación por mucho tiempo.

Esto ilustra una gran falacia que subyace en las bases de la ufología de este tipo: inexplicado no significa inexplicable; e inexplicable no significa extraterrestre. O, mejor dicho, “Objeto Volador No Identificado” no significa “Objeto Volador Identificado” (como una nave extraterrestre).

Un verdadero investigador no puede agarrar un video que encontró en internet y aceptarlo sin más como evidencia de naves extraterrestres. Investigar significa buscar hipótesis alternativas, contrastarlas, preguntarse qué es lo más probable y, muchas veces, significa concluir que la evidencia no es suficiente para concluir nada. Cuando toda la evidencia consiste en puntos de luz desenfocados y/o pixelados, lo más común debería ser este último caso.

demarcacion¿Por qué tantos videos de OVNIS son borrosos y de mala calidad? La explicación de los “investigadores” es que los extraterrestres, mediante alguna tecnología misteriosa, dañan las cámaras o intervienen de alguna forma para no ser detectados. Una explicación alternativa, ciertamente más parsimoniosa, es que en aquellos videos nítidos y de buena calidad, los objetos son completamente identificables y nada misteriosos; sólo aquellos en los que no se entiende qué se está mirando son tomados como evidencia de la visita alienígena.

De esta forma se invierte la causa y la consecuencia. No es que las fotos son borrosas porque se trata de seres extraterrestres, sino que ellos creen que son seres extraterrestres porque son borrosas.

Pero no sólo es el problema de que la enorme mayoría de los videos eran de luces fuera de foco y/o en el límite de la resolución de la cámara. Aún si se trataran de perfectos videos de naves espaciales, eso no sería prueba de nada. Actualmente cualquiera con una computadora y una cámara puede hacer un video falso con mínimo esfuerzo y excelentes resultados. Hace rato que entramos en una época donde las herramientas de edición digital significan que los videos pseudo-anónimos publicados en Youtube no pueden ser prueba de nada por más detallados que sean. Un video sin evidencia física, documentación e investigación subsiguiente no significa nada.

Cualquier observador objetivo al ver esos videos lo único que concluiría es que hay luces en el cielo y que no sabe qué son. Pero esta calidad de evidencia es suficiente para que el ufólogo vea reforzada su creencia. Esto es porque, parafraseando a Carl Sagan, la ufología no está basada en evidencias, está basada en una enraizada necesidad de creer.

Luego de esa patética aunque esclarecedora colección de videos, fuimos deleitados con una charla por la propia Silvia Simondini. Pero eso quedará para el próximo post.

Thursday, 19 January 2012

Mi visita a un Museo OVNI – El Museo.

Ver todos los post sobre el Museo

407062_314099861967563_161360297241521_971317_795094018_nTodo empezó inocentemente con un post de un autor invitado en el blog del Círculo Escéptico Argentino. José Carreras, del blog Mitos y Timos, escribió sobre una chapa supuestamente transparente que Silvia Simondini presentaba en su museo localizado en Victoria, Entre Ríos. La historia es interesante y recomiendo la lectura del post. Su tesis era que la supuesta transparencia de la chapa era un fenómeno de pareidolia donde los reflejos de otras superficies daban la impresión de que estaba transluciendo el fondo. Personalmente, me parece una explicación convincente.

Pero no todos estuvieron contentos. Alejandro Agostinelli comentó en la página de Facebook del CEA que él había visitado el museo y la chapa efectivamente era translúcida. Siempre estamos abiertos a correcciones, pero la existencia de una chapa transparente sería algo extraordinario. Como dije en ese intercambio, no existe registro alguno de metales transparentes; la existencia de algo de esa naturaleza sería revolucionaria.

Pero de todo eso, incluidas comunicaciones con Celso Aldao que investigó una muestra de la misma chapa y que no encontró transparencia, surgió la idea de hacer un viaje hasta Victoria con el CEA para verlo con nuestros propios ojos. Luego de varias semanas de organización, finalmente el viaje se hizo realidad este fin de semana pasado (14 y 15 de enero). La experiencia fue… difícil de describir. Las fotos ya están subidas a nuestro Facebook y los videos estarán a su debido tiempo en nuestro canal de Youtube.

Fuimos tres los porteños que salimos a las 9:30 en auto hacia Rosario y ahí fuimos recibidos por nuestros compañeros rosarinos en la puerta del hostel. De ahí fuimos a almorzar y luego a caminar por la costanera de la ciudad; vimos el monumento a la bandera y el Parque de España. Finalmente, cuando se hacían las 17:00 nos dirigimos hacia el puente Rosario-Victoria. El pueblito de Victoria es chiquito pero muy lindo, con muchos edificios de estilo colonial y una hermosa vista a los esteros y lagunas. El Museo OVNI, que recientemente inauguró una nueva sede, es promocionado por la intendencia de la ciudad como un punto turístico y ciertamente es una experiencia recomendable crean o no en que los OVNIS son extraterrestres.

El museo

393938_314099341967615_161360297241521_971306_78741876_nLa estética del museo da en el clavo. Según la página de Visión Ovni, fue el artista local, Alejo Diaz, quien se encargó de la decoración y no podría haber hecho un mejor trabajo. La fachada del edificio nos recibe con unos murales con los típicos aliens de grandes cabezas y pequeños cuerpos. Los colores brillantes y imágenes espaciales contrastan con el resto del pueblo, populado por construcciones de estilo colonial y colores neutros.

Adentro, la zona de audiovisuales sigue la misma línea con un enorme paisaje con planetas y cometas. Figuras de acción de Mulder y Scully, Yoda y otros personajes de ciencia ficción adornan la vitrina al lado de la caja. Un equipo de audio pasa música tecno-espacial demasiado fuerte para mi gusto termina de rematar la ambientación (en un momento se podía escuchar una versión remixada de la banda de sonido de Cosmos).

Todo esto podría dar la impresión de que el museo no va en serio, pero nada más lejos de la verdad. Silvia Simondini y su equipo está fervientemente convencido de que estamos siendo visitados y que las luces de colores que presentan en unos interminables videos son evidencia de ello.

396095_314101591967390_161360297241521_971323_468861360_nLa palabra “museo” quizás le quede un poco grande a este lugar. En cuanto a evidencias físicas hay poco y nada. Una esfera metálica / tanque de combustible es el artefacto más prominente luego de la Chapa OVNI y las gigantografías de círculos de cultivo y otros fenómenos. Hay una estantería repleta de estatuillas de pueblos originarios que no está claro por qué están ahí (probablemente haciendo referencia a la teoría de los astronautas antiguos) y unos tubos de ensayo con residuos que tampoco entendí bien qué son o por qué serían evidencia de actividad extraterrestre.

Y es que la atracción principal del museo no son los objetos que en él se exhiben sino las personas que lo organizan. Su fundadora, Silvia Simondini, es muy abierta y no tiene problema en responder preguntas con total sinceridad. Esa sinceridad a veces implica que no quiera develar ciertos detalles (como nombres) por razones de seguridad; por desgracias esto choca un poco con las constantes denuncias de secretismo por parte de los gobiernos y dificulta la honesta investigación de los fenómenos.

Pero esta experiencia fue demasiado como para resumirla en sólo un post. En los próximos daré mis impresiones sobre algunos de los fenómenos que nos presentaron Silvia Simondini y su equipo.


Pablo Flores, de Alerta Religión, también escribió sobre su experiencia. Recomiendo leer su post en donde traza paralelismos entre la religión y la ufología.

Monday, 16 January 2012

Los 11 artículos del 2011.

Ya el 2011 terminó hace varias semanas pero en mímesis del blog La Ciencia es Bella decidí rescatar los 11 artículos de este blog que más me llamaron la atención, o disfruté escribiendo y hacer un breve resumen de su contenido. Se lo puede ver como vender las sobras de ayer o como un servicio de selección. En fin, en orden cronológico:

1. Breve introducción a la Homeopatía.

Siempre es bueno tener esos posts de referencia a los cuales uno puede linkear en foros y comentarios en internet. Este fue mi intento personal de hacer un breve repaso de qué es la homeopatía y la (falta de) evidencia de su eficacia. Para hacer un resumen de un resumen: la homeopatía fue inventada a principios de 1800 en Alemania y consiste en soluciones increíblemente diluidas de substancias que en cantidades más grandes causan el síntoma que se quiere curar. No sólo los ensayos clínicos bien controlados muestran que su efecto no es puramente placebo sino que sabemos que no puede funcionar ya que en los remedios homeopáticos no hay ni una sola molécula del principio activo.

2. Teletransportación de ADN.

Una muestra más de que los ganadores del Premio Nobel no están libres de pseudociencia. Luc Montagnier demuestra que está metido hasta el cuello en la defensa de la homeopatía y presenta resultados que pueden ser perfectamente explicados por la contaminación de las muestras u otro descuido como evidencia de que la información de la molécula de ADN puede transmitirse de un tubo de ensayo a otro y conservarse en el agua. Sí, es la memoria del agua y lo que está tratando de hacer es buscar apoyo para la homeopatía.

homo

3. Vea en vivo cómo se hace un preparado homeopático.

Este no es un artículo sino un video y está en la lista por el laburo que nos costó a mí y a mi novia (que actuó de camarógrafa). Al grabar ese video aprendí que un video de 6 minutos puede tomar toda una tarde para grabar y varias horas en editar y renderizar. Espero que el tiempo invertido haya servido para ilustrar cómo se preparan esos remedios mágicos.

4. De la experiencia a la creencia.

Es muy curioso como lo que uno siente físicamente puede alterar lo que uno piensa. En esta serie de experimentos los investigadores encontraron evidencia convincente de que la temperatura que uno siente afecta la creencia en el cambio climático y que este fenómeno se transfiere a otros fenómenos similares. Por ejemplo, los sujetos que tenían sed temían más a las sequías que podrían producirse por el calentamiento global. ¿A qué otros ámbitos se transferirá?

5. El cometa Elenin no va a destruir la Tierra.

Entre los bloggers hay una maldición que los posts más elaborados terminan siendo ignorados y los que tienen más repercusión son los que uno hace en poco tiempo. Este es un ejemplo del segundo caso. Escribirlo me tomó menos de 15 minutos (incluyendo el tiempo que tardé en editar una imagen) y en principio lo hice de puro deporte; una conclusión a la cual cualquiera con dos dedos de frente llegaría por su cuenta. Sin embargo fue reposteado en La mentira esta ahí afuera y recibió 17 comentarios (que es mucho para este humilde blog).

6. La acupuntura sigue sin funcionar.

Otro de esos artículos de referencia. Un estudio muestra que la acupuntura no funciona mejor que el placebo y concluye que “tratamientos usando acupuntura verdadera o falsa serían valiosos y efectivos”. La cantidad de desinformación que hay sobre la acupuntura es increíble, incluso muchas personas que aprecian el conocimiento científico creen que la acupuntura ha demostrado ser eficaz al menos para el tratamiento del dolor. No. Los estudios que encuentran resultados positivos están mal diseñados o no tienen un buen placebo; a medida que aumenta la calidad del estudio, disminuye el tamaño del efecto hasta llegar a cero.

7. Oscillococcinum para la gripe.

Siguiendo con la temática de la medicina alternativa, el oscillococcinum es una de esas cosas que lo deja a uno con la boca abierta en incredulidad. Es difícil de creer que los defensores de la homeopatía promuevan un remedio que no sólo tiene todos los vicios de esta “medicina” alternativa, sino que su supuesto ingrediente activo ¡ni siquiera existe!

huygens

8. Demos las gracias a Puyehue por un atardecer espectacular.

En medio de la hecatombe por las cenizas del volcán Puyehue (que todavía siguen en el sur; mi viejo me contaba que a veces tiene que salir con barbijo) en Buenos Aires tuvimos un hermoso atardecer rojo sangre. Me encanta cuando la ciencia y estética se unen y en este artículo trato de explicar por qué las cenizas volcánicas produjeron un atardecer tan espectacular. Para los que dicen que el conocimiento “desteje el arcoíris”.

9. El valor de la pseudociencia.

Un artículo escrito desde el sistema límbico, como dice un comentarista. Por qué sigo escribiendo en contra de la pseudociencia. Gracias a ello encontré amigos, contactos y descubrimientos que nunca hubiera conocido. Aprendí a buscar y leer papers científicos y a saltearme las barredas de pago que a veces dificultan el acceso a la información. Es como la Reina Roja de Alicia a través del espejo que nos dice que hay que correr constantemente para mantenerse en el mismo lugar; hay que luchar constantemente para que las pseudociencias no ganen terreno. Pero al menos disfrutemos el ejercicio.

10. Cambio Climático, ¿de cuánto somos responsables?

La posición de consenso del IPCC es que las actividades humanas son muy probablemente responsables de la mayor parte del calentamiento global. Pero siempre es bueno tener una cuantificación sólida, un número. Este estudio encuentra que las actividades humanas explican un ¡102%! de la señal forzada.

11. Climategate 2.0 – Una secuela tan mala como el original.

Está en esta lista porque es la primera vez que me comunico con alguien involucrado en una noticia para pedir comentarios. Mil gracias a Ricardo Villalba por responder mi mail y conversar sobre este tema. El verdadero escándalo del “Climategate” es que unos hackers roban mails privados; no el contenido de esos mails que, según al menos 9 investigaciones oficiales, no muestran evidencia alguna de mala conducta científica.

También habría que rescatar mis colaboraciones en el blog del Círculo Escéptico Argentino. En total son 37 artículos (sin contar los podcasts) que quizás resuma en otro post. Y también tengo que agradecer al sr. Lamentira por permitirme colaborar en su blog. Por ahora son sólo dos entradas, pero iré participando más con el tiempo.

Wednesday, 11 January 2012

Paso a pasito.

Vamos a divertirnos un poco detectando patrones que no existen y, de paso, irritando a algunos negacionistas del cambio climático. Para eso primero voy a crear una serie de datos ficticia que va a ser la suma de una tendencia lineal (calentamiento global), ruido aleatorio (tiempo). y dos ciclos que oscilan (ENSO, por ejemplo). Todo va a ser en Excel porque no sé usar R ni ningún software de estadísticas.

conjunto

Primero voy a simular los ciclos; van a ser una función seno y una coseno con distinta frecuencia. Estos representan las variaciones naturales cíclicas como El Niño / La Niña o el ciclo de 11 años del Sol. En realidad muchos de estos fenómenos son cíclicos ya que alternan de una fase a otra pero no perfectamente periódicos. Además tampoco son necesariamente sinusoidales o con amplitud constante.

Después utilizo una función en Excel para crear números aleatorios que respondan a una distribución normal (los valores cercanos al promedio son más probables que los extremos). Esto vendría a simular el tiempo, caótico pero con un promedio y sin tendencia a largo plazo.

Luego agrego una tendencia lineal. Este es el calentamiento global producido por la emisión de CO2. Esto también es una simplificación ya que la verdadera influencia del CO2 no tiene por qué se estrictamente lineal (aunque se le parece). También hay que tener en cuenta que esta no es la total influencia humana en el clima, los aerosol

+es (partículas suspendidas en la atmósfera) tienden a enfriar el planeta, por ejemplo.

Al sumar todo esto nos queda una simulación (muy cruda) de lo que sería el registro de temperatura global. Un registro del cual tenemos conocimiento perfecto de su estructura en la cual el “calentamiento global” es perfectamente lineal (cosa que no es necesariamente cierta en la realidad).

sumatoria

Al agregar una simple tendencia lineal con el Excel se logra una correspondencia casi perfecta entre la tendencia estimada y la real. La tendencia calculada por el Excel es de 0,01002 (no tiene unidad porque esto es todo a ojo) y la que usé para generar los datos es de 0,01.

escalones

Algunos entre los negacionistas del cambio climático sostienen que las temperaturas en realidad no siguen un patrón lineal sino que hacen un cambio escalonado y que esto “contradice la teoría del calentamiento global antropogénico (CCA). Por qué argumentan esto y por qué creen que esto contradice la teoría del CCA no lo sé. Nadie dice realmente que el calentamiento global tiene que ser necesariamente lineal. Mucho menos en el registro local. En cualquier caso cabría preguntarse, ¿qué sucede con nuestros datos artificiales?

Sabemos que la tendencia es estrictamente lineal porque la construimos de esa forma. Sin embargo al utilizar una herramienta que provee el NOAA (fácil de usar pero difícil de interpretar) para encontrar este tipo de cambios abruptos detecta varios. Una descripción más técnica de por qué sucede esto puede encontrarse acá y acá (en inglés) pero creo que es ilustrativo demostrar que se puede encontrar esa misma estructura en unos datos artificiales que sabemos que no la tienen.

AnimacionEscalonado

Si quieren jugar con los datos, pueden descargar el archivo Excel acá. Esta es una “replicación” de un gráfico que encontré en Skeptical Science.

Thursday, 5 January 2012

Cómo los negacionistas del cambio climático son como tarotistas.

Aparte de que el corrector ortográfico no reconoce ninguna de las dos palabras, hoy me encontré con una forma de responderlo.

En el infame blog Watt’s up with that, Anthony Watts presenta los datos finales del registro de temperaturas global de la Universidad de Alabama Huntsville. Esta sigue siendo la favorita de los negacionistas aún luego de tener que sufrir varias revisiones para luego llegar básicamente a los mismos datos que las otras pero con la diferencia de ser más corta. Recién hace unas semanas que el registro completó 33 años.

En su post, sacado del blog de Roy Spencer, nos presenta este gráfico:UAH_LT_1979_thru_December_2011

La línea curva es una función polinómica de 3er grado que, tomada inocentemente sugeriría que el planeta no va a seguir calentándose y que en el pasado estaba más caliente. Claro que Roy Spencer tiene que poner una advertencia:

El polinimio de 3er grado (cortesía de Excel) es sólo para entretenimiento y no debería ser pensado como una construcción con valor predictivo en lo absoluto.

Esto es precisamente lo que, por ley (en EE.UU.), tienen que aclarar los tarotistas y demás charlatanes en las ferias cuando hacen sus “lecturas”. Claro que en definitiva termina siendo un “el gobierno me obliga a poner esta advertencia, pero *guiño, guiño*”.

Y los comentarios reflejan este *guiño* perfectamente. Ya el segundo comentarista se pregunta si “alguien más nota ese entretenido polinomio de 3er grado yendo hacia abajo” y el siguiente dice que “A Roy Spencer le gusta decir que esa curva es “sólo para entretenimiento” pero es bastante obvio que es significativa y claramente comenzando a declinar” (en ese mismo comentario el usuario dice que “el efecto invernadero es una imposibilidad física”).

Luego tenemos a otro que dice “Es una… ¿curva sinusoidal? ¿Cíclica? Si es curva continúa así… y cruza el cero de nuevo…”. Un poco más abajo uno advierte que la curva “comienza a parecerse sospechosamente a una sinusoide”.

Por suerte algunos lectores sí ven más allá de las curvas de colores y notan que “no están felices” con que esa línea de tendencia esté ahí y que “claramente no tiene significado, mucho menos para el futuro”.

gcs_fig_1_bigCrédito: Skeptical Science

La realidad es que este año fue el más calido registrado con un evento La Niña (que tiende a enfriar el planeta) y eso mismo puede decirse de los tres La Niña anteriores. Además, el componente humano del calentamiento global (que es prácticamente el 100%) sigue en marcha sin detenerse.

imageTemperaturas globales luego de eliminar la influencia de los cambios en el Sol, las partículas en suspensión y el fenómeno ENSO. Fuente: Foster, Rahmstorf (2011)

Tuesday, 3 January 2012

Epistemofobia: Ad Hominem.

Empiezo el año con la resolución de postear en este blog con más consistencia. Y esto no es una promesa vacía sino una promesa ¡con gráficos! Esperemos que funcione.

ad hominemLa falacia Ad Hominem es una vieja conocida, un básico del pensamiento crítico e incluso para el público en general. Consiste en atacar a la persona en vez de a las ideas que defiende, cuando el carácter, historia, puntos de vista u otras opiniones no pesan sobre la validez de un argumento. Existen tres subfalacias que pude encontrar, aunque no existe una taxonomía universal.

  • Los insultos y ataques personales irrelevantes a la cuestión entran en la categoría de ad hominem abusivo; se relacionan con la falacia del arenque rojo. Un ejemplo serían las numerosas referencias al maquillaje y vestimenta de Cristina Kirchner o las acusaciones de que gastó US$ 100.000 en zapatos.
  • Los ataques que apuntan a las intenciones y motivos detrás de una persona son los argumentos ad hominem circunstanciales. Se relacionan con la falacia genética. Un ejemplo es cuando se acusa a los climatólogos de tener una agenda secreta para crear un gobierno mundial. Acá, además, estamos ante una premisa no demostrada.
  • Finalmente, está el tu quoque, el famoso “vos también”. Que es cuando uno ataca a una persona porque no actúa según lo que predica o plantea inconsistencias entre sus opiniones y su comportamiento. Conservapedia (la infame y anticientífica respuesta a Wikipedia) comete esta falacia en el artículo sobre Al Gore en el que se lo acusa de tener un jet privado.

Esto es en cuanto a las características básicas de esta falacia. No hay mucho más que decir que no pueda leerse en otro lado por lo que voy a centrarme en algunas consideraciones más personales.

tysonpalin2Cualquier hijo de vecina y su perro puede creerse que sabe pensar críticamente luego de aprender la falacia de autoridad y el ad hominem. Es muy seductor sentir el poder de desestimar lo que digan “los expertos” en pos de las propias opiniones apelando al “librepensamiento”. Ni el delirante que está en su sótano que cree haber refutado a Einstein como el adolescente rebelado que cree que sabe cómo solucionar el mundo van a responder bien a la realidad de que muy probablemente no saben de lo que están hablando. La apelación al Ad Hominem les brinda una excelente herramienta para sentirse inteligentes (¡es en latín!) y al mismo tiempo eliminar cualquier necesidad de demostrar su idoneidad.

Pero la realidad es que, como tantas falacias, ésta también tiene sus complejidades. Es trivial encontrar ejemplos en los cuales poner en duda la credibilidad, honestidad o calificaciones del interlocutor es perfectamente razonable.

  • Durante un juicio oral al estilo Law & Order es perfectamente válido cuestionar las motivaciones de un testigo. El testimonio de un ex-convicto que recibe una reducción de la sentencia es claramente más sospechoso que el de alguien que al atestiguar termina incriminándose en algún otro crimen.
  • La cláusula de “Conflicto de Intereses” que debe existir en los papers científicos es una respuesta a la preocupación (válida) de que un investigador que recibe fondos de una compañía que tiene interés en un determinado resultado sesge los datos y métodos (intencionalmente o no) para llegar a esa conclusión. ¿A alguien se le ocurre que no es importante notar que Andrew Wakefield, quien realizó el infame y retractado estudio que trataba de vincular la vacuna triple con el autismo, haya recibido dinero de una firma de abogados que tenía una demanda contra los fabricantes de la vacuna? ¿O que había tramitado una patente para una vacuna alternativa?
  • Cuando alguien se autodenomina “experto” su persona pasa a ser un blanco válido de ataque. Lo mismo si alguien se ensalza moralmente. Si bien podría ser visto como un tu quoque, criticar la ostentación y extrema riqueza del Papa es perfectamente válido cuando éste habla de los males de los bienes materiales.
  • Si bien en cuando se habla de falacias lógicas se dan ejemplos de silogismos muy simples, la realidad es mucho más compleja y los argumentos invariablemente tienen premisas ocultas, hipótesis auxiliares y muchas otras complejidades que hacen que no siempre sea evidente cuándo un argumento es válido. ¿Es válido la utilización de un modelo AR(1) para el análisis de registros climáticos o es mejor un ARMA(1,1)? No es razonable esperar que alguien que no sea del palo entienda esas cosas.
  • Finalmente, también es razonable invocar los ad hominems cuando se trata de ámbitos que uno no conoce. Dudo mucho que una gran parte de la población pueda evaluar la prueba del último teorema de Fermat pero harían muy bien en desestimar a cualquiera que trate de convencerlos de que en realidad la prueba es incorrecta. ´

¿Cómo distinguir entre un ad hominem válido y uno no válido? No sé, pero está claro que hay casos en los que quién brinda la información sí es relevante a una discusión. El comentador anónimo que no quiere aceptar que lo que diga un pseudoastrofísico sobre la construcción de pirámides es mucho menos relevante de lo que sabe un verdadero antropólogo está abusando el concepto del ad hominem y la falacia de autoridad.

Conclusión.

Si bien el ad hominem no deja de ser una falacia, como toda falacia no deja de tener sus complejidades. Una breve exploración de los problemas con la definición clásica de falacia puede encontrarse en la Enciclopedia de Filosofía de Sandford. Esto no significa una defensa del ad hominem, como hace tiempo hacía un blog pseudocientífico. Si he dedicado tanta tinta y caracteres para notar las sutilezas es porque esta falacia es popular y conocida,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...