Tuesday, 26 April 2011

Los milagros imposibles.

Massimo Pigliucci del excelentísimo blog y podcast Rationally Speaking escribió un artículo enojado por cómo la prensa yanki trató el caso de un supuesto milagro. La historia es típica: un pobre niño tenía una horrible enfermedad que los médicos no podían controlar y se cura luego de que la madre rece para que su dios lo cure. Pigliucci entra en los detalles de este caso en particular, pero a mí se me ocurrió pensar sobre el concepto del milagro en general.

La mayoría diría que un milagro es un evento que va en contra de las leyes naturales. Pero qué es y en qué consiste exactamente una “ley natural” no está del todo claro. Los científicos “violan” las llamadas leyes naturales todos los días… la búsqueda de eventos inexplicables por la ciencia es la labor diaria del investigador. Por poner un ejemplo reciente, algunos datos sugieren la existencia de una nueva partícula no predicha por el modelo estándar; y para poner un ejemplo popular, hay tantos científicos que quieren encontrar el Bosón de Higgs, como que quieren no encontrarlo porque significaría que hay algo que no conocemos (sí, admito que no es tan popular como un partido River-Boca). En cualquier caso, el Marqués de Sade ya refutó esta idea en su “Diálogo entre un sacerdote y un moribundo

Para persuadirme de la verdad de un milagro tendría necesidad de estar muy seguro de que el acontecimiento que tú llamas de esa manera fuera absolutamente contrario a las leyes de la naturaleza, pues sólo lo que está fuera de ella puede pasar por milagro. ¿Y quién la conoce bastante para atreverse a afirmar cuál es precisamente el punto en que se detiene y cuál es el que infringe?

(Creo que este es un cuento de niños… o al menos debe serlo ya que un amigo de mi familia me lo leía cuando estaba en la primaria)

Hume también tenía algo que decir con la cita que abre el artículo de Pigliucci. Ambos hacen referencia al principio de que “pruebas extraordinarias requieren evidencias extraordinarias” (Sagan debía tener alguna máquina del tiempo o algo). Tanto Hume como Sade nos dicen que la afirmación de que ha ocurrido un  verdadero milagro es tan extraordinaria, que la carga de prueba es prácticamente imposible de cumplir.

Esto se puede formalizar si tenemos en cuenta el razonamiento Bayesiano (o al menos mi limitado entendimiento de él). Para aceptar que se trata de un mecanismo sobrenatural primero hay que aceptar que éste es más probable que un mecanismo natural… pero ¿qué clase de “violación de la ley natural” es un evento que es más probable que el natural? La única forma de afirmar que un evento sobrenatural ha ocurrido es admitiendo que es más probable que uno natural, ¡pero esto va en contra de la misma definición de “sobrenatural”! ¡El propio concepto de milagro es autocontradictorio!

Tomemos un caso particular, como el de la monja que afirma que Juan Pablo II le curó su Párkinson para ejemplificar. Asumiendo que la mujer sí tenía párkinson y sí se curó, tenemos dos posibilidades: que fue una curación espontánea natural, o que fue una curación sobrenatural; tenemos que aceptar (tentativamente) la posibilidad que sea más probable. Si decimos que es más probable que se trate de una curación natural, entonces no hay problema: es un caso ordinario. Pero si decidimos que es más probable que se trate de una curación sobrenatural, ¿no estamos diciendo acaso que lo sobrenatural es más común que lo natural?

Conclusión.

La objeción estándar a los milagros es que se trata de un argumento por ignorancia. No sabemos cómo podría haber ocurrido la sanación por lo que concluimos que es un milagro. Claro que “no sabemos que es” y “sabemos que es un milagro” son dos afirmaciones mutuamente contradictorias y es difícil ver cómo de una se podría concluir la otra.  Yo creo, sin embargo, que existe otra objeción: los milagros son imposibilidades lógicas.

Wednesday, 20 April 2011

La acupuntura sigue sin funcionar.

[Este artículo está en Menéame. Si te interesó votalo siguiendo este link]

locodemierda

La acupuntura es una bestia un poco enigmática. Sus raíces bien aferradas en ideologías místicas y precientíficas (incluso relacionadas con la astrología) hace que más de uno levante una ceja al hablar de su eficacia, pero por otro lado tiene un mecanismo de acción que no es del todo implausible. A diferencia de su prima, la homeopatía, la acupuntura no está tan divorciada de la realidad como para creer que hacer nada sea igual que hacer algo. Salvo cuando, como indefectiblemente sucede al menos una vez por año, salga un comunicado de prensa (que a esta altura es lo mismo que un artículo periodístico) que nos dice que "La acupuntura es igual de efectiva cuando se usan agujas falsas".

Hace un tiempo escribí una pequeña introducción sobre acupuntura para el blog del Círculo Escéptico Argentino pero resumiendo (y confiando en que la mayoría de los lectores no vivieron en un táper toda su vida) la acupuntura es una práctica que consiste en clavar agujas en puntos específicos del cuerpo llamados meridianos para, supuestamente, curar toda una multitud de enfermedades. Al menos en mi experiencia, he encontrado mucha gente que aún teniendo una actitud científica en la vida, creen que hay algo de válido en ella, que la medicina ha encontrado que sirve para algunas cosas. Luego de leer titulares como el anterior, no puedo culparlos. Es muy útil analizar el paper en el que se basa la noticia ya que, creo yo, representa un microcosmos del estado de la investigación en esta práctica.

Para saber si una intervención funciona hay que compararla con algo. Compararla con ningún tratamiento no es óptimo ya que no puede descartarse el efecto placebo. Pero hasta hace poco tiempo era muy difícil crear un placebo creíble y todavía es difícil asegurarse que los terapeutas no sepan si están administrando el tratamiento real o el ficticio. Las dos técnicas más utilizadas actualmente son la utilización de agujas falsas que se retraen como cuchillos de utilería en vez de penetrar en la piel y la inserción de las agujas en puntos lejanos a los meridianos o no específicos para la condición que se quiere tratar. En este caso, se hicieron ambas cosas.

No quiero aburrir con detalles pero el estudio comparó la eficacia de la acupuntura, la acupuntura "falsa" y el tratamiento estándar para el manejo de las nauseas y los vómitos producidos por la quimioterapia. El grupo control y el grupo intervención no fueron aleatorios y el grupo intervención también fue tratado con los medicamentos estándar (no sería ético rechazar medicación a un paciente que lo necesita). El grupo que recibió acupuntura o acupuntura falsa, obviamente también recibió mucho más cuidado médico producto de visitar al acupunturista 3 veces por semana. Para maravilla de los investigadores, el grupo que recibió acupuntura (barras blanca y gris) tuvo menos nauseas y menos vómitos que el grupo control (barra negra):

resutlados

Como se ve en el gráfico no existe diferencia estadísticamente significativa (y de ningún tipo, agregaría yo) entre los pacientes de acupuntura "verdadera" y "falsa". Es decir, es todo falso. Esto, que los autores lo dicen expresamente y es la fundamentación de la idea que la acupuntura funciona aún cuando es falsa, en el mundo real significa que la acupuntura no tiene efecto más allá del placebo. Los autores también admiten que el grupo intervención "recibió cuidado extra en comparación con el grupo control" y cita varias publicaciones previas que mostraron que los pacientes de quimioterapia que recibían más atención tenían mejor calidad de vida y otras que concluyeron que "la relajación, así como el contacto corporal (estimulación táctil, masajes), reduciría la nausea en los pacientes con cáncer".

El paper concluye que "tratamientos usando acupuntura verdadera o falsa serían valiosos y efectivos". En otras palabras: el efecto placebo funciona. No logro entender cómo algo así podría pasar por ciencia. Imaginemos la situación en la que estoy evaluando eficacia de una nueva droga contra la esquizofrenia y mis datos muestran que son igualmente efectivas, ¿quién en su sano juicio recomendaría tomar la droga con todos sus efectos secundarios? ¿Qué cuerpo regulador aprobaría el uso de ese medicamento sin meterse en un escándalo en caso de salir eso a la luz? Recordemos que en la acupuntura "de adeveras" estamos clavando agujas en la piel con todos los riesgos de infección y contagio que trae aparejado. No olvidemos que se han reportado casos de neumotórax, e incluso una muerte cuando el acupunturista perforó el corazón de su paciente.

Conclusión.

La acupuntura sufre de los mismos vicios de cualquier otra medicina "alternativa". Los estudios preliminares y/o mal realizados muestran un efecto benéfico que desaparece completamente cuando se realizan investigaciones rigurosas y a gran escala. Pero aún así, sus defensores tratan de distorsionar los resultados para tratar de validar sus ideas previamente aceptadas. De la misma forma que la homeopatía sirve tanto como un vaso de agua, la acupuntura es tan curativa como un masaje. Sin embargo, la prensa publica este tipo de noticias y el público que no tiene tiempo ni interés en acceder al paper y ver lo que hay detrás de la cortina sufre por la desinformación. Supongo que queda para los nerdos como yo (encontré el paper buscando algo para leer en el colectivo), aportar nuestro granito de arena.


ResearchBlogging.orgEnblom A, Lekander M, Hammar M, Johnsson A, Onelöv E, Ingvar M, Steineck G, & Börjeson S (2011). Getting the grip on nonspecific treatment effects: emesis in patients randomized to acupuncture or sham compared to patients receiving standard care. PloS one, 6 (3) PMID: 21448267

Friday, 1 April 2011

Pienso, luego Dudo – Capítulo 07

Hoy a la noche terminé de editar y subir el más reciente capítulo del podcast del Círculo Escéptico Argentino. Esta vez somos Ezequiel Del Bianco, Pablo Flores, Bruno BIanchi y el estreno de nuestra compañera Malena. Hablamos de un descubrimiento de Kepler que no fue, el inicio de la vida, su evolución y comentamos películas con falta de sustento científico.

Sí, se que el podcast se supone que debe ser quincenal, pero entre que empecé las clases y que al Sonar se le ocurrió tildarse al iniciar, estuvo complicado. El próximo programa va a salir más rápido, lo juro.

Para escucharlo, pueden descargar el mp3 y llevárselo en su celular o escucharlo directamente en la web en las notas. Ahí también van a encontrar miles de links que fundamentan todo lo que decimos y pueden subscribirse por RSS o entrar al canal de iVoox.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...